fbpx
 

¿Cómo se descubrió el Vidrio Laminado de Seguridad?

por | 18 febrero, 2019 | Vidrio | 0 Comentarios

El vidrio laminado de seguridad se descubrió, como muchos otros inventos, gracias a la casualidad.

El vidrio laminado de seguridad fue inventado por casualidad en 1903, cuando al químico francés Édouard Benedictus se le cayó por accidente una botella con nitrato de celulosa y descubrió que aunque la botella se había roto, los fragmentos seguían unidos. El nitrato se evaporó y formó en el interior de la botella una capa fina que mantenía unidos todos los trozos.

Este incidente le trajo a la cabeza de Benedictus una noticia que le había llamado la atención sobre la cantidad de heridos que se producían a causa de los cortes de los cristales de los parabrisas en los primeros accidentes de automóvil. Ahí se dio cuenta de que ese descubrimiento tenía una aplicación para múltiples elementos de seguridad.

Hoy en día, el vidrio laminado de seguridad se usa sobre todo en las ventanillas para coches o en escaparates de tiendas y bancos, puertas de entrada y pisos de vidrio hasta acuarios y exhibidores, el vidrio laminado es la solución perfecta.

Como sabéis, en el vidrio laminado de seguridad o también conocido como vidrio de seguridad, se unen dos o más hojas de vidrio por medio de una capa intermedia de plástico durable, lo cual permite que el vidrio resista fuertemente a la penetración por objetos que lo impacten. Sin embargo, si se rompe, el vidrio tenderá a permanecer en su marco, minimizando el riesgo de lesiones.

Los cristales Guardian Sun dejan pasar la luz pero no el frío o el calor, mejorando la eficiencia energética y el confort. Todos sabemos que un buen aislamiento térmico es fundamental para reducir el consumo de calefacción en climas fríos o invernales.

El vidrio de capa Guardian Sun posee características de vidrio bajo emisivo y vidrios de control solar.

En verano, las ventanas Guardian Sun filtra cerca de un 60% de la radiación solar directa reduciendo el soleamiento interior y por tanto retrasando el aumento de temperatura interior. Por tanto, reduce las pérdidas energéticas hasta 5 veces, comparado con un vidrio sencillo.

O dicho de otra forma, permite tener el control de la entrada de luz y calor permitiendo reducir así el consumo de aire acondicionado y aumentar, por ende, el confort. De ahí la importancia de un buen vidrio aislante.

Por otra parte, en invierno, con la llegada del frío, favorece la sensación de confort evitando el efecto de pared fría y reduciendo el riesgo de condensaciones.

Hoy en día, el vidrio laminado es una solución perfecta para muchos negocios.

Ponte en contacto

Av. Blasco Ibáñez,9
46132 Almàssera,
Valencia, Spain

963 17 10 20

info@felman.es

Dinos hola.

¡Comparte!

¡Comparte este artículo con tus amigos!